Los aprendices de la masonería trabajan arduamente en sí mismos tratando de reconstruirse para acercarse a la forma ideal de su destino. Si trabajan, merecen salario y este lo reciben al pie de la Cl. "B". Es, como todo salario, la recompensa del trabajo producido por el obrero, por el operario de las canteras. ¿Qué significa el salario del aprendiz? Significa, simple y llanamente, el perfeccioamiento gradual de sí mismo.

Salarium era la suma que se daba a los soldados romanos para que compraran sal, la cual servía para conservar y condimentar los alimentos. Del mismo modo, el salario recibido por los canteros, junto a la Cl. B, recuerda al aprendiz masón -constructor- que justamente en él esta la fuerza.

No hay, en el salario del aprendiz, gracia alguna; tampoco hay negociación, ni toma ni daca, lo que hay es recompensa al esfuerzo demostrado, y justicia por la contribución en el proceso de levantar a Dios el Templo de la Sabiduría.

5673e30e36a62f11d888a307b54c5eaa.jpg

Para aumentar nuestros salarios debemos ser alumnos de El Colegio Invisible.